jueves, 2 de marzo de 2017

Real Madrid 3-3 Las Palmas

El Real Madrid ha empatado 3-3 ante la UD Las Palmas. Los de Zidane han conseguido conseguir el empate a escasos minutos del final tras ir perdiendo por 1-3 y con inferioridad numérica. Gareth Bale, expulsado por empujar a Viera, dejó al Real Madrid con uno menos desde el minuto 47.


El partido comenzó vibrante. Primero el colegiado anuló un gol a Morata tras un centro envenenado de Bale al estar más adelantado que la defensa visitante. Minutos más tarde, en una dudosa jugada por también fuera también por posible fuera de juego, Isco recibió entre los centrales un buen balón de Kovacic y el malagueño, solo ante Varas, puso el 1-0 en el marcador. Poco le duro la alegría los madridista, por no decir poquísimo. En la siguiente jugada una buena jugada de combinación le llegó el balón a Tana en la frontal, y tras un buen control orientado, dejó a Sergio Ramos atrás y batió a Keylor con un fuerte disparo.

El ritmo seguía alto y el Real Madrid intentó reaccionar pero el remate de Bale tras centro de Carvajal se marchó fuera. Poco a poco Las Palmas fue llegando al área de Keylor. Los de Quique Setién pudieron adelantarse en el marcador en los primeros 45 minutos, pero Ramos, bajo palos tras un cabezazo picado de Tana, y Keylor, tras un remate de Boateng a centro de Jesé, evitaron el tanto visitante. En los últimos minutos Morata tuvo el segundo, pero Lemos se anticipó a un centro raso de Cristiano Ronaldo.

La segunda parte también comenzó con jugadas polémicas. Ni más ni menos que con la expulsión de Bale. El galés se autoexpulsó tras dar varias patadas a Jonathan Viera y terminar empujando al atacante visitante tras éste recriminarle su actitud. Apenas seis minutos después el colegiado Fernández Borbalán pitó penalti por manos de Ramos dentro del área. Jonathan Viera transformó desde los once metros y adelantó a los canarios. Los de Zidane buscaron la reacción, pero Las Palmas fue letal a la contra. Un despeje en largo terminó en un mano a mano de Boateng y Keylor que el alemán finalizó regateando al guardameta y colocando el 1-3 en el marcador ante un desesperado Santiago Bernabéu.

Los blancos lo siguieron intentando, Ramos estuvo cerca de recortar distancais, pero el remate tras una falta se fue directamente al larguero. En el contragolpe de Las Palmas, Roque Mesa le sirvió a Jesé, que ante Keylor, no pudo marcar su gol en el Bernabéu. En los últimos quince minutos el partido se rompió radicalmente. El partido pudo acabar en 2-4 o 2-3 en cualquier momento; pero no fue hasta el minuto 86 cuando un penalti transformado por Cristiano recortó distancias para los blancos. En el minuto 89, tras un saque de esquina, el portugués de nuevo marcó para el Real Madrid y consiguió rescatar un punto tras jugar casi un tiempo entero con un jugador menos.
















Publicar un comentario